Lo Último

El niño asesinado por su medio hermano, era hijo de un conocido pintor mexicano

Daniel Lezama (Foto: Facebook, Jenny Chavarría)

La mañana del miércoles, la opinión pública amaneció con la noticia del niño que mató a su hermano, en la calle Refugio, de la colonia Nativitas. Según la procuraduría local, el menor ya tenía antecedentes de violencia, por lo cual frecuentaba un psicólogo por sus problemas de conducta, pero lo que ocasionó este evento desafortunado, y que confesó en el interrogatorio, fueron los celos que le tenía.

De acuerdo con el reporte policial, Jorge Saúl, de 12 años, asfixió a su hermano Martín, de 4 años, con una almohada; utilizó un cúter, que agarró de la caja de herramientas de su padre, y le hizo un corte de 15 centímetros en el cuello; luego se lo enterró, en ocho ocasiones en el tórax y una en el abdomen, para después taparlo como si siguiera dormido y regresar a su cama.

María de Lourdes, de 42 años y cuidadora de los menores, le dijo a la policía que descubrió el cuerpo junto con los hermanos: Miguel Ángel (17 años), Carolina Elizabeth y Hazel (ambos de 10 años) y el presunto homicida. Al interrogar a Jorge, el menor mencionó que sentía celos de él, ya que los padres brindaban más atención al pequeño Martín que a los otros cuatro, que son hijos biológicos de la mamá, Reina Cuenca.

El crimen ocurrió en la calle Refugio, en la colonia Nativitas (Foto: Especial)
El crimen ocurrió en la calle Refugio, en la colonia Nativitas (Foto: Especial)

En ese momento, los padres no se encontraban en casa. Es más, su madre estaba en Puebla y su padre en un departamento ubicado en la Narvarte. Ante lo ocurrido se les notificó y de inmediato el padre llegó con su abogado quien acompañaron al menor de 12 años a la agencia 57 de la procuraduría capitalina.

Los padres declararon que no estaban en casa por cuestiones de trabajo, además que estas salidas han sido frecuentes por sus condiciones laborales.

¿Quién es la familia?

La familia que vivió este evento está compuesta por Daniel Lezama y Reina Cuenca Mendoza, padres de los niños, el menor Martín, único hijo natural de los dos, y los 4 hermanos que son de Reina Cuenca.

La gran noche mexicana (Foto: daniellezama.net)
La gran noche mexicana (Foto: daniellezama.net)

Daniel Lezama es un pintor y escultor egresado de la Escuela Nacional de las Artes Plásticas (ENAP), según su biografía se dice que ha tenido centenares de exhibiciones individuales y colectivas. Se destaca por ser parte del acervo que tiene el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Museo de Arte Moderno.

La pintura más representativa se llama "La gran noche mexicana", su técnica como pintor es reconocida por el uso barroco de la luz "la composición teatral, las citas pictóricas de grandes maestros como Caravaggio, Leonardo Da Vinci, Velázquez o Goya". Describió el Doctor y periodista Sergio Rodríguez Blanco en su texto publicado en la revista de estudios de arte nierika (N. 8), de la Universidad Ibero.

La cuidadora mencionó a la los elementos policiales que el pintor y la esposa no están en casa constantemente, tuvieron que ser notificados por las autoridades para que pudieran llegar y declarar, junto con el menor quien mató a su hermanastro.

El regreso de los rufianes (Foto: daniellezama.net)
El regreso de los rufianes (Foto: daniellezama.net)

Condiciones de los hijos

Según la declaración de Jorge, mató al único hijo que tuvo el pintor Lezama y de Reina Cuenca porque sentía celos de él, ya que, en las declaraciones dijo que le prestaba más atención a él que a los cuatro hijos de Reina Cuenca, quienes también declararon que se sentían relegados.

En la declaración de la procuraduría se indicó que Jorge presentaba antecedentes de violencia en la escuela; ya había sido reportado dos veces por compañeros a quienes golpeó sin motivos. Sucedido esto recibió tratamiento sicológico.

El presunto homicida utilizó un arma punzocortante para asesinar a su medio hermano (Foto: Especial)
El presunto homicida utilizó un arma punzocortante para asesinar a su medio hermano (Foto: Especial)

El Sistema de Justicia Penal señaló que los menores de 12 años son inimputables, quiere decir que no se les puede acusar de ningún delito y por tal motivo puede ser que en las próximas horas podría ser liberado. El Juez de Control decidirá si el niño será canalizado al DIF capitalino para que permanezca en un albergue temporal o devolverlo a los padres.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El crimen que consternó a la capital mexicana: niño de 4 años murió apuñalado, su hermano de 12 es el presunto responsable

Las cámaras de un negocio captaron cuando un Policía Federal fue asesinado en Xochimilco

Joven de 15 años vestido de mujer asesinó a un policía federal para robarle su auto

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close