Lo Último

Theresa May habló ante el parlamento británico en un día clave: “¡Si quieren el Brexit, tienen que votarlo!”

Theresa May, primera ministra del Reino Unido

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ofreció un discurso en ante el parlamento británico en medio del debate formal en torno a su nuevo plan para la salida del país de la Unión Europea ("Brexit"), luego de que su primera opción fuera rechazada dos semanas atrás.

En su presentación ante la Cámara de los Comunes, May solicitó a los parlamentarios "hacer posible el Brexit", en medio de los esfuerzos de los rebeldes "tories" de su partido y los laboristas para introducir sus propias enmiendas en este "plan B" presentado por el gobierno.

Pero la mandataria también pidió "escuchar a las empresas" y "proteger la relación con la Unión Europea (UE)", incluyendo la cooperación en seguridad.

De esta manera, May destacó que la "esencia" de cualquier negociación es encontrar una solución "mutuamente aceptada", pero que algunos parlamentarios "ni lo están intentando".

Además, la premier señaló que la UE ya había hecho numerosas concesiones durante el proceso, y finalizó su discurso con una arenga: "Si quieren el 'Brexit', tienen que votar por el 'Brexit'!"

Se espera que cerca de las 7:00 pm (GMT) los parlamentarios sometan a votación el nuevo plan para el Brexit, aunque si no se logra el consenso, May confirmó que habrá otra instancia de votación el 14 de febrero.

Manifestantes contra el Brexit (AFP)
Manifestantes contra el Brexit (AFP)

Esta situación generaría enorme incertidumbre, sin embargo, ya que la fecha oficial de salida del Reino Unido de la UE está pautada para el 29 de marzo y si no hay acuerdo para un plan ordenado de separación para ese entonces, el proceso tendrá lugar de todas formas en un contexto de caos y sin un tratado de comercio con Europa.

El plan inicial del gobierno de May fue rechazado por el parlamento el 15 de enero, debido a numerosas críticas al mecanismo destinado a evitar la reinstauración de una frontera en la isla de Irlanda, compartida por Irlanda del Norte (miembro del Reino Unido) e Irlanda (miembro de la UE).

Defendido por May, la UE y por los partidos irlandeses que temen que una frontera cerrada pueda afectar los acuerdos de paz entre católicos y protestantes, este dispositivo de excepción fue criticado por los promotores del "Brexit" ya que para ellos mantiene al Reino Unido subordinado a Europa, y el gobierno ha intentado limitar su alcance en el nuevo plan.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Brexit: el parlamento británico vota el plan alternativo de Theresa May para la salida de la Unión Europea

Theresa May presenta ante el Parlamento su "plan B" para el Brexit

A dos meses del Brexit, un 62% de los británicos dicen sentirse "infelices" por la salida de su país de la Unión Europea

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close