Lo Último

Las consecuencias involuntarias de la innovación

Estados Unidos es increíblemente experto en absorber la innovación e incluirla en su ADN cultural. Hace diez años, había pocos teléfonos inteligentes. Ahora desentona ver a alguien en público absorto en un libro.

[Cigarrillo electrónico: el vapeo de adolescentes ya es una epidemia mundial que afecta a 3,6 millones menores de edad]

Las consecuencias involuntarias de lo nuevo que adoptamos tan fácilmente llegan con efectos secundarios. A veces, los detectamos de inmediato. Otras veces, tardan años en revelarse.

Hablemos de la omnipresente pluma vaporizadora Juul. Lleva pocos años en el mercado y ya se convirtió en una marca tan poderosa que muchos adolescentes no saben que es un cigarrillo electrónico. "Juuling" es para ellos un verbo por derecho propio, sin amarras de ningún vínculo con el hábito de fumar. Esto dificulta que los guardianes de la salud pública puedan medir qué tan común es el uso del cigarrillo electrónico entre los jóvenes -y advertirles sobre los posibles daños. Por primera vez, la Encuesta Nacional de Tabaquismo en Jóvenes preguntará sobre Juul, por su nombre, este año cuando los encuestadores recopilen datos sobre los hábitos de nicotina en los adolescentes.

[Por qué cada vez más ciudades en los EEUU prohíben el cigarrillo electrónico]

Juul también tomó por sorpresa a los inversionistas. Aunque Juul no es público, algunas fundaciones y organizaciones benéficas que se oponen al acto de fumar indirectamente respaldan a Juul a través de inversiones en fondos de cobertura y otras firmas que han invertido en forma privada. Por supuesto, Juul ha sido una apuesta rentable, especialmente después de que Altria, fabricante de cigarrillos Marlboro, tomara una participación en una valoración de US$38.000 millones. Y puede ayudar a los fumadores adultos a dejar el hábito. Ahora estos inversionistas están sopesando las ganancias frente a los efectos secundarios del uso de los jóvenes.

[Los sabores de cigarrillo electrónico que serán prohibidos en las tiendas minoristas en EEUU]

Hay productos que han existido durante mucho tiempo, que se consideran seguros y efectivos, pero que tienen efectos preocupantes. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. creó una de sus advertencias más estrictas sobre las pastillas para dormir como Lunesta y Ambien después de hallar que estaban vinculadas a un número preocupante de casos de lesiones trágicas y muertes. Las pastillas tienen décadas de antigüedad.

Fuente: Bloomberg

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close