Lo Último

Eduardo Costantini: «Somos un país populista que no quiere aceptar el costo de hacer los deberes»

El empresario del sector inmobiliario dio su visión sobre la crisis argentina (Martín Rosenzveig)

Para el empresario Eduardo Costantini, los problemas de la Argentina responden a un tema de conducta de los argentinos, no hay ningún impedimento material para que el país pueda crecer.

"La dirigencia política de la Argentina es una dirigencia complaciente, que no dice la verdad o no quiere ver la verdad, en el sentido de que somos un país que vive por encima de sus posibilidades, de sus recursos", señaló durante un encuentro organizado por la empresa Mercado Libre, donde se dirigió a un auditorio de empresarios y representantes del sector inmobiliario.

Dicen que lo que necesita la Argentina es aumentar el empleo y la producción. Eso es espectacular, pero es mentira porque no se puede aumentar el empleo y la producción con un 50% de inflación

"Somos un país populista que no quiere aceptar el costo de hacer los deberes, de vivir con lo que tenemos, de fomentar la cultura del trabajo. Y la clase dirigente, de poner el interés de la Nación antes que el interés personal", destacó el empresario y creador del Museo Malba en una charla con Marcos Galperín, CEO y fundador de Mercado Libre.

"Dicen que lo que necesita la Argentina es aumentar el empleo y la producción. Eso es espectacular, pero es mentira porque no se puede aumentar el empleo y la producción con un 50% de inflación", explicó Costantini, y advirtió que sin una caída de la inflación y sin una reducción del sector público, que sea más eficiente y productivo, no habrá un motor de crecimiento genuino a largo plazo. "Lo otro tiene patas cortas, trastabillás, y se genera más desempleo, menos crecimiento y más pobreza", agregó.

La urbanización fuera de Buenos Aires, según Costantini, fue hecha solo por el sector privado (Martín Rosenzveig)
La urbanización fuera de Buenos Aires, según Costantini, fue hecha solo por el sector privado (Martín Rosenzveig)

El empresario, responsable del proyecto de Nordelta, aseguró que en un mercado donde el crédito hipotecario no existe y hay más de USD 200.000 millones de argentinos fuera del país solo se necesita una cuota de sensatez, que hoy no existe.

Costantini se refirió también a los dos grandes proyectos inmobiliarios que actualmente tiene en marcha. La ciudad puerto de Nordelta en Escobar y el desarrollo de oficinas en la zona de Catalinas, en el centro porteño y vecino al nuevo Paseo del Bajo, que demandará un inversión de USD 400 millones.

Toda la urbanización fuera de los centros urbanos la hizo el sector privado porque el sector público poco ha invertido

Nordelta, destacó, es un proyecto a 40 años, de los que ya se llevan desarrollados 20 años, lo que dependió exclusivamente del ahorro de las familias que invirtieron más de USD 3.000 millones "sin contar con un peso del sistema financiero".

"Toda la urbanización fuera de los centros urbanos la hizo el sector privado porque el sector público poco ha invertido. Se requiere inversión en urbanizar, permisos, infraestructura, medios de transporte", detalló Costantini.

Hacia adelante, el empresario vio pocas perspectivas de lograr una estabilidad en el corto plazo. "El país va a seguir siendo inestable, son temas culturales. En 72 años que tengo, nunca viví más de 10 años seguidos de estabilidad", dijo.

Seguí leyendo

La inflación acumulada durante la gestión de Cambiemos ya superó el 200%

El BCRA volvió a transferirle utilidades al Tesoro luego de un año y medio

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close