Lo Último

Seis formas de calefaccionar la casa en invierno: cuáles permiten ahorrar más

El consumo de energía varía mucho según el artefacto utilizado (Getty)

La calefacción suele ser el mayor consumo energético en el hogar. Por eso, con la llegada de las temperaturas más bajas y los aumentos tarifarios de los últimos años, la elección de los artefactos que se van a utilizar para calefaccionar los hogares en el invierno es clave. Hay sistemas más nuevos que permiten ahorros significativo en comparación con los más antiguos. A continuación, algunas comparaciones entre los distintos artefactos.

Artefactos a gas

Estufas: como el resto de los otros artefactos a gas aprobados, tienen una etiqueta en su costado que indica su potencia o cuánto consume en kilocalorías por hora (kcal/h). Por ejemplo, el consumo de gas de una estufa de 2500 kcal/h es de 0,27 m3/h. El cargo por m3 de consumo para un usuario de categoría R2 1° es de $10,19 en Capital Federal y $10,29 en el Gran Buenos Aires. Por seis horas de uso diarias, el total es de aproximadamente $16,50 por día o $495 mensuales (sin costar los gastos fijos del servicio)

Mientras que una estufa de 10.000 kcal/h consume 1,08 m3/h. Lo que da para el mismo tiempo y categoría de usuario un total de $66 diarios. En un mes, el precio sería de $1.980. Los cálculos son aproximados porque depende de la eficiencia energética y la antigüedad de cada artefacto.

Caldera individual

Las calderas individuales con consumos de 20.000 kcal/h tiene un consumo de gas de 2,15 m3/h. En el caso de los equipos de 40.000 kcal/h el consumo mensual es de 4,3 m3/h. Para la caldera más pequeña, el consumo diario (por seis horas) pueden rondar los $131. Y por mes $3.930.

Las estufas a gas con termostato evitan la sobrecalefacción de los ambientes
Las estufas a gas con termostato evitan la sobrecalefacción de los ambientes

Artefactos eléctricos

El uso de artefactos eléctricos es otra opción para la climatización del hogar. Para la comparación entre diferentes artefactos se tomó como medida un uso diario de seis horas. Los cálculos se hicieron a través del simulador de consumo de la empresa Edenor pero son aproximados ya que dependen del tipo de producto y sus años de uso.

Caloventores: El uso de esos artefactos 6 horas por día da como resultado un consumo mensual promedio de 365 kWh. El precio estimado para un usuario residencial categoría T1 R2 en Capital Federal es de aproximadamente $1.029 por mes.

Estufa de cuarzo: El consumo mensual promedio ronda los 219 kWh (para el mismo tipo de usuario y cantidad de horas). En la factura mensual el gasto —solo por este consumo sin contar los gastos fijos del servicio— es de $617.

Paneles eléctricos: Los de una sola placa pueden tener un gasto promedio mensual de 110 kWh. Mientras que en el caso de los que cuentan con dos placas el consumo puede ascender a 164 kWh. Esto se traduce en $462.

Un split frío/calor: Un aire acondicionado de 2600 frigorías tiene un consumo promedio mensual de 75 kWh. Se trata de unos $ 215. Para calefaccionar el hogar, los especialistas recomiendas equipos frío-calor con etiqueta de eficiencia A/A, ya que consume menos que un tiro balanceado.

Los burletes en puertas y ventanas son importantes para que no haya pérdida de calor (iStock)
Los burletes en puertas y ventanas son importantes para que no haya pérdida de calor (iStock)

Consejos para ahorrar en el consumo de energía

– No calefaccionar los ambientes donde no haya gente.
– Limpiar y hacer el mantenimiento de los sistemas de calefacción no solo reduce el consumo de energía sino además extiende su vida útil. Si la llama es amarilla o roja y crepita (intermitente), la limpieza es obligatoria.
– Es suficiente abrir las ventanas entre unos 5 a 10 minutos para renovar el aire de los ambientes del hogar.
– Cerrar las cortinas y persianas por la noche evita pérdidas de calor.
– Los pilotos prendidos ininterrumpidamente pueden incidir en la factura de gas. Por ejemplo, si se deja prendido el piloto de un artefacto a gas las 24 horas, los 365 días del año, se consume aproximadamente lo mismo que para cocinar 675 bizcochuelos de cajita.
– Bajando la temperatura de calefacción en 1 grado centígrado se pueden obtener ahorros de hasta un 10% en el consumo. (Fuente: Enargas)
– Los termostatos en artefactos a gas evitan la sobrecalefacción de los ambientes. El termostato tiene una perilla que permite seleccionar el nivel de calefacción deseado y lo mantiene en esa temperatura. Algunos, además, se pueden programar para bajar la temperatura a la hora de acostarse o cuando no hay nadie en la casa.
– Usar burletes en puertas y ventanas para reducir las filtraciones de aire.

Seguí leyendo

Las 12 cuotas sin interés reactivaron el consumo, pero todavía el impacto es leve

Consejos para hacer rendir el aguinaldo: inversiones, pago de deudas y compra de bienes

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close