Lo Último

El mensaje de Nayib Bukele a las pandillas: «No queremos guerra, paren de matar y váyanse a sus casas»

El nuevo presidente salvadoreño, Nayib Bukele, envió un mensaje directo a las pandillas. "No queremos guerra, no queremos muertos. Tal vez alguien piensa que queremos muertos, pero no queremos muertos… Paren de matar, paren de asaltar, desarticulen esa estructura podrida, váyanse a su casa", pidió visiblemente preocupado el mandatario.

"Ya se acabó. No hay Mara Salvatrucha, Mara 18. Yo sé que existen pero déjenlas. Qué les queda, cuál es el futuro: la muerte o la cárcel", adelantó Bukele.

El presidente aseguró que "no se trata de estigmatizar a nadie" y contó que ayer la Policía arrestó a unos pandilleros que "parecían empresarios": "Estaban vestidos de traje, con ropas caras, pero debajo de la camisa tenían armas ilegales".

Según Bukele, no hay futuro para esos jóvenes. "¿Cuál es la esperanza de vida de un pandillero, 25 años? Váyanse a sus casa, déjenla ahorita", pidió.
"Estas estructuras han tenido al pueblo salvadoreño en zozobra durante décadas y las vamos a desmantelar y ustedes saben que lo vamos a hacer así que déjenla ahorita", insistió Bukele.

El mensaje a las pandillas del mandatario llega después de haber ordenado el traslado de 1.022 miembros de pandillas encarcelados en el oeste del país para tratar de cortar las comunicaciones con el exterior, después de que un grupo armado retuviera a unas 40 personas que viajaban en un autobús y violaran a dos mujeres el viernes.

El nuevo presidente salvadoreño Nayib Bukele habla después de recibir la banda presidencial durante una ceremonia de juramento en San Salvador, El Salvador, el 1 de junio de 2019. (Reuters)

Después del episodio, Bukele ordenó reforzar "indefinidamente" las medidas de seguridad en las prisiones. El mandatario, que asumió el Ejecutivo el pasado 1 de junio, también mandó a los responsables de la Policía y Ejército desplegar agentes élite y helicópteros en la zona donde se dio la privación de libertad para detener a los involucrados.

Según medios locales, un grupo de pandilleros armados abordó un autobús que transportaba a unas 40 personas y lo desvió a una zona despoblada en el departamento de Santa Ana (noroeste). Las fuentes indican que la mayoría de las personas lograron escapar y que algunos fueron atendidos por crisis nerviosas tras el suceso. Bukele confirmó que dos mujeres fueron violadas por los asaltantes.

El Ejecutivo de Bukele implementa la primera etapa de un plan de recuperación de territorios controlados por las pandillas en 16 municipios, incluida la capital. Se espera que esta etapa inicial del plan, que pretende cortar los ingresos de las pandillas provenientes de las extorsiones, dure 30 días. Diversos sectores han criticado estás medidas de seguridad, dado que no representan un cambio radical respecto a la política contra las pandillas implementada durante el Gobierno anterior.

El Salvador es asediado por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, estructuras que poseen unos 60.000 miembros activos y que se enfrentan constantemente con los cuerpos de seguridad. Las "maras" controlan diferentes territorios en el país centroamericano en los que extorsionan a comerciantes, dueños del transporte público y ciudadanos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El golpe de López Obrador a Nayib Bukele que se hizo viral

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close