Lo Último

«Llamalo a tu papá que también lo voy a matar»: acosaba a su ex novia y asesinó de dos golpes a su ex suegro

Pablo Schanderl, acusado del crimen.

Hace un año y medio, Melina decidió ponerle fin a la relación que mantenía con Pablo "El Oso" Schanderl, un hombre de 28 años, integrante de una acaudalada familia de la ciudad misionera de Eldorado, que durante los cinco meses que estuvieron juntos, según su testimonio, la sometió a todo tipo de maltratos, golpes y una violencia extrema.

Sin embargo, cortar el noviazgo no fue suficiente para dar vuelta la página. De hecho, fue el origen de una serie de episodios que terminaron con el brutal crimen de su propio padre, Mariano, quien por querer protegerla fue asesinado de dos golpes en la cara a manos de su ex yerno.

Después de finalizar la relación el año pasado, comenzó para Melina un calvario incluso peor al que vivió cuando fue la novia de Pablo. Como no soportó el fin de la relación, Schanderl se dedicó día y noche a perseguir a su ex y la acosó a través de todos lo medios que tuvo a su alcance: WhatsApp, mensajes de texto y llamados.

En cada uno de ellos le recriminó el fin de la relación aunque también le escribió un sinfín de líneas con amenazas e insultos por su condición de mujer. La joven, por miedo, se abstuvo de hacer la denuncia en un principio. Si bien la situación se fue tornando insoportable, no pasó del maltrato virtual y en algún punto, creyó que no saldría de ahí.

Pero en febrero pasado todo se agravó. Schanderl abordó a Melina -un nombre de fantasía empleado en esta nota para proteger su identidad- para golpearla y encañonarla con un arma que traía encima.

Esta vez, la víctima sí temió por su vida y finalmente lo denunció, aunque la respuesta de la Justicia no fue la mejor.

Un juzgado de familia apenas le prohibió al hombre acercarse a su ex novia y dejó el caso como si se tratara de simples amenazas. En Eldorado, la familia Schanderl es conocida y "todos saben que tienen contactos", comentó a Infobae, Natalia, hija de Mariano -el hombre de 65 años asesinado a golpes- y media hermana de Melina.

La víctima tenía 65 años y murió por querer proteger a su hija
La víctima tenía 65 años y murió por querer proteger a su hija

Como suele suceder, la orden de restricción no tuvo efecto alguno. El hombre de 28 años jamás acató la decisión de la Justicia y siguió con el hostigamiento, un régimen de amenazas, insultos y llamados. Nada podía frenarlo.

El crimen

"El viernes pasado, a las 3 de la madrugada, Schanderl comenzó a enviarle mensajes de texto a mi hermana porque en el WhatsApp ella lo tenía bloqueado. Esos mensajes empezaron a subir de tono a tal punto que en horas de la mañana, ya siendo las 9.00 le escribe y le dice: 'Yo te estoy esperando acá afuera, te voy a matar' o 'Llamalo a tu papá que también lo voy matar y después me escapo a Brasil'", contó Natalia, la hermana de Melina, a este medio.

Melina entró en pánico. Le escribió a una amiga avisándole lo que estaba pasando. "Este tipo me va matar", le dijo.

Schanderl parecía decidido. Durante toda la mañana, a bordo de su camioneta, empezó a merodear el juzgado en el que la joven trabajaba. En el medio le envió mensajes en los que le advertía que si salía la iba a matar. La amiga de Melina le ofreció pasar a buscarla, llevarla hasta su departamento y de ahí acompañarla hasta la casa de sus padres.

"Esperaron a que este tipo no estuviera por ahí y se fueron del juzgado donde trabaja mi hermana. Melina también le había dicho de la situación a la esposa de mi papá, o sea a su mamá. Por ende, papá estaba al tanto de todo. Pero fue ahí que se desencontraron", agregó Natalia.

Poco después del mediodía, la joven se fue junto a su amiga mientras que Mariano, el padre, fue inmediatamente a buscarla al juzgado. Cuando llegó el hombre, su hija ya no estaba. Estacionó frente al juzgado a esperarla. En casa había olvidado el celular, por eso fue imposible avisarle que Melina ya no estaba ahí. Este detalle fue clave para el final trágico.

El asesino junto a la camioneta en la que persiguió y hostigó K., su ex pareja
El asesino junto a la camioneta en la que persiguió y hostigó K., su ex pareja

Fue así que a las 12:36, Mariano y Schanderl coincidieron en el juzgado. "Pablo paró, estacionó la camioneta, bajó y le tomó 20 segundos matar a mi papá; sólo 20 segundos duró todo. El video de la cámaras de seguridad muestra cómo casi no hubo discusión. Se ve cómo le dice algo a mi papá y le da dos golpes. Uno de puño y otro con el codo. Todavía no sabemos si eso lo mató o fue el golpe contra el piso", relató Natalia. Pablo cumplió su amenaza y, de acuerdo a la imputación en su contra, mató a su ex suegro.

Personal judicial que estaba ahí vio lo que pasó. Además existen las filmaciones que muestran cómo Schanderl merodeó a la joven para esperar a que saliera y cómo le propinó los golpes. "Tanto fue el impacto de los golpes que todo el mundo los escuchó. Pero no cuando cayó al suelo, los golpes se escucharon. Y después se subió a la camioneta y se dio a la fuga. Además Pablo es un tipo grandote, mide 2,05 metros. Sabía lo que hacía", sostuvo.

Unas cuatro horas después, en una zona rural situada en el acceso al municipio de 9 de Julio, uniformados de la Unidad Regional III detuvieron a Schanderl. Estaba oculto en una zona con mucha vegetación. Por lo pronto, debe enfrentar una acusación de "homicidio simple".

En el caso intervino la doctora Nuria Allou, titular del Juzgado de Instrucción Nº2 de la ciudad misionera quien debe definir su situación en los próximos días. Hoy por la mañana, el acusado fue trasladado al juzgado, donde se presentó ante la mirada de cientos de vecinos de la ciudad misionera y de colectivos de mujeres que reclaman que el crimen sea caratulado como una caso de violencia de género o femicidio vinculado, es decir, las acciones del asesino apuntaron a matar, castigar o destruir psíquicamente a la mujer sobre la cual ejerce la dominación.

"Fue un crimen premeditado. Las amenazas son prueba de ello. Participó de un raid de amenazas y violencia. Obviamente que la defensa va decir que es culposo y que no tuvo intención. Pero él sabía que sus armas son puños", aseguró la hermana de la víctima.

Schanderl es padre de una nena, hija de otra relación. Después del crimen, se descubrió que sobre él pesarían al menos cinco denuncias por violencia de género contra otras ex parejas, reveló la hermana de Melina, quien también se desempeña en el poder judicial misionero.

"Vivía armado. Cómo es posible que le permitieran andar a sí a este tipo. Es un violento. Estamos hablando de un tipo peligroso, sumamente peligroso. Minutos antes de que pasara eso con mi papá le tiró el auto encima a la pareja de su ex mujer. Estaba totalmente decidido a hacer daño", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO:

Se conocieron los resultados preliminares de la autopsia de la joven de 16 años que fue hallada muerta en un hotel alojamiento

Qué declaró el único detenido por la muerte de la joven de 16 años en un hotel alojamiento

17 puñaladas y una videollamada de WhatsApp: el brutal crimen de una joven trans que será juzgado como femicidio

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close