Lo Último

El día que las campeonas denunciaron a su propia Federación: el reclamo por la igualdad de las jugadoras de Estados Unidos

La selección de Estados Unidos se consagró campeona del Mundial de Francia 2019 (AFP)

Megan Rapinoe levanta el trofeo y sonríe. La consagración de la selección de Estados Unidos en el Mundial de Francia 2019 no es solamente un triunfo deportivo, es el hecho que confirma que la unión y la lucha por un objetivo en común da sus frutos.

Mañana los festejos seguirán, pero también se cumplirán cuatro meses del día en que las jugadoras del equipo estadounidense presentaron una demanda ante la Justicia contra su Federación, US Soccer (USSF), en reclamo por igualdad salarial y por tener las mismas condiciones de trabajo que sus colegas del conjunto masculino.

La fecha elegida para iniciar el proceso judicial no fue al azar: los papeles fueron entregados el 8 de marzo, cuando se celebra el Día Internacional de la Mujer. Se trata de una jornada en la que, a nivel global, se realizan distintas acciones y manifestaciones para concientizar sobre las desigualdades de género y para promover la equidad en todos los ámbitos.

Las jugadoras iniciaron una demanda contra la Federación en marzo de este año (REUTERS)
Las jugadoras iniciaron una demanda contra la Federación en marzo de este año (REUTERS)

Aquel día, 28 integrantes del plantel firmaron la demanda que se presentó en una corte federal en Los Angeles. Entre ellas, se destacaban los nombres de Carli Lloyd y, por supuesto, de Megan Rapinoe.

El escrito se basaba en una dura acusación: "La USSF no ha logrado promover la igualdad de género", afirmaron las futbolistas en ese entonces.

Con la consagración de este domingo, la selección femenina de Estados Unidos ha llegado a cuatro títulos mundiales, que se suman a los cuatro oros olímpicos que tiene en su rico palmarés. El conjunto de varones, en tanto, fue tercero en el Mundial de 1930 y, desde aquel entonces, solo ha alcanzado los cuartos de final en la edición de Corea-Japón 2002. De hecho, ni siquiera clasificó a Rusia 2018. Aún a pesar de estos hechos objetivos, las mujeres cobran menos.

Las futbolistas denunciaron discriminación respecto de sus colegas varones (AFP)
Las futbolistas denunciaron discriminación respecto de sus colegas varones (AFP)

"USSF, de hecho, ha admitido que paga a sus jugadoras menos que a sus jugadores y ha llegado a afirmar que 'las realidades del mercado son tales que las mujeres no merecen ser pagadas por igual que los hombres'. El USSF admite tal discriminación de género intencional incluso en momentos en que las mujeres "obtuvieron más ganancias, jugaron más partidos, ganaron más partidos, ganaron más campeonatos y/o obtuvieron audiencias televisivas más altas", rezaba la demanda.

A pesar del litigio, las jugadoras concurrieron al Mundial dispuestas a demostrarle a su Federación y a todo el planeta que estaban dispuestas a cumplir el objetivo. Dieron todo de sí, no se guardaron nada ante sus rivales y también aprovecharon la oportunidad para alzar su voz.

Megan Rapinoe fue una de las que alzó la voz (AFP)
Megan Rapinoe fue una de las que alzó la voz (AFP)

Rapinoe no solo fue figura por lo que hizo dentro del campo de juego, sino por sus constantes declaraciones públicas contra el presidente de Estados Unidos. Donald Trump. y por hacer visible su lucha a favor de los derechos de las mujeres, de la comunidad LGBT y de las diversas minorías.

La mediocampista se destacó por su acciones políticas en un Mundial que se mostró como un campo fértil para este tipo de reivindicaciones. Cabe destacar que la noruega Ada Hegerberg, la mejor jugadora del plantel y Balón de Oro en el 2018, decidió no participar del torneo en reclamo por un real compromiso con la igualdad de género por parte de su Federación. Argumentó que, aunque salarialmente, las mujeres y los varones de las selecciones de Noruega están equiparados, las condiciones en las que practican el deporte y el respaldo que reciben son muy diferentes.

(AFP)
(AFP)

Las futbolistas de Estados Unidos dejaron en claro, una vez más, que ellas fueron las artífices de su propio éxito. Demostraron que, a pesar de las discriminaciones y de las desigualdades a las que son sometidas, pudieron asumir su compromiso con entereza y lo cerraron a lo grande.

Las autoridades ya no podrán mirar a un costado. Deberán asumir sus responsabilidades y hacer un voto por la igualdad. Ellas ya no podrán ser ignoradas.

SEGUÍ LEYENDO:

Estados Unidos venció a Holanda y son las campeonas del Mundial Femenino de Francia 2019

Los 5 proyectos que presentó la FIFA para fomentar el crecimiento del fútbol femenino

En el Día de la Mujer, la selección femenina de Estados Unidos demandó a la Federación de su país por discriminación

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close