Lo Último

Desfalco millonario y soluciones a medias: lo que sabemos del fraude contra los jubilados de EEUU por el que perdieron sus ahorros

(Foto: Pixabay)

Miles de jubilados estadounidenses llegaron en las últimas dos décadas a San Miguel de Allende, Guanajuato en México para hacer su sueño realidad: vivir sin preocupaciones en una de las mejores ciudades coloniales del mundo. Pero pronto, su plan se convertiría en una pesadilla. Miles de dólares que habían ahorrado para estar seguros financieramente en sus últimos años desaparecieron.

Cerca de 50 personas fueron defraudadas por Marcela Zavala Taylor a través del Grupo Financiero Monex. Ella fungió como promotora y convenció a los jubilados de invertir su dinero en la institución. Les prometió jugosos rendimientos pero sobre todo, que su dinero estaría seguro con ellos.

A finales del 2018 la mujer desapareció junto a más de 8 millones de dólares de las cuentas de las personas que confiaron en ella. Al día de hoy es la única acusada penalmente por el fraude. Sigue sin poder ser localizada, los afectados continúan en negociaciones con la entidad financiera y el destino del dinero no se ha dado a conocer.

Amistad falsa

En San Miguel de Allende hay aproximadamente 10 mil ciudadanos estadounidenses que se mudaron a la ciudad para vivir su retiro. Como la mayoría dejó de trabajar y no cuenta con más ingresos para sobrevivir decidieron que el dinero que habían ahorrado durante toda su vida les generara rendimientos.

Pidiendo consejos de otras personas que se habían asentado en el estado de Guanajuato, conocieron a Marcela Zavala; promotora de Monex, que les prometía invertir sus ahorros para que ellos no se tuvieran que preocupar por su futuro.

La mujer no sólo los atrapó con un atractivo retorno de la inversión (10%) y con facilidades para que pudieran disponer de su efectivo cuando quisieran. También les ofreció una amistad más allá de su relación de cliente y trabajador, contaron algunos de los desfalcados en entrevistas.

(Foto: Piaxabay)
(Foto: Piaxabay)

Todos los años Marcela Zavala antes de Navidad visitaba a los jubilados y les regalaba libros. Eventualmente les hacía llamadas e iba a su casa para que comieran o cenaran juntos. Se llevaba bien con casi todos, por lo que ellos confiaban plenamente en ella.

Pero la relación entre los estadounidenses y la mexicana, hija del ex presidente municipal de San Miguel de Allende Manuel Zavala, se deterioró con el tiempo. A partir del 2017 la mujer ya casi nunca contestaba el teléfono con los pretextos de que estaba de viaje o enferma. También la disposición del dinero en efectivo de los jubilados era más complicada. Los recibos y estados de cuenta del dinero que tenían ahorrado dejaron de llegar.

Un día, una de las personas que había metido su dinero en Monex hacía pocos meses decidió revisar como estaban sus finanzas. Fue a Querétaro, en donde se encontraban las oficinas (meses atrás habían cerrado en Guanajuato) y se llevó la sorpresa de que su cuenta estaba vacía. Alertó a amigos que también habían invertido con Marcela Zavala y ellos también se dieron cuenta de que faltaba parte o la totalidad de sus ahorros.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

Ahí comenzó el calvario. Los clientes emitieron quejas al grupo financiero el cual después informó que había recibido 49 de estas correspondientes a 158 cuentas abiertas en el banco. Todos habían sido defraudados por Zavala Taylor y estimaban, al inicio, que en total habían perdido 40 millones de dólares. Aunque después la institución dijo que la suma era de 8 millones aproximadamente.

Monex comenzó a negociar con los jubilados para llegar a acuerdos sobre recuperar el dinero. A algunos les ofrecieron que les reembolsarían el monto inicial que habían invertido con el valor del dólar cuando contrataron el servicio y sin intereses. Una pareja dijo que el dólar estaba a 12 pesos cuando invirtieron 50 mil dólares a Monex, dinero que ahora valdría 984 mil pesos, pero al valor de cambio que les pondrán, sólo les devolverán 600 mil.

Las personas afectadas han aceptado la mayoría de los tratos, pues de no hacerlo se quedarían sin dinero y sin manera de subsistir. Monex informó a junio del 2019 que 70% de las quejas presentadas habían sido resueltas, pero después no dio más información sobre el caso.

(Foto: Pxhere)
(Foto: Pxhere)

Mientras tanto, las autoridades mexicanas dijeron que estaban enteradas del problema, pero que la filial contratada era estadounidense, por lo que ellos no tenían injerencia en el proceso legal.

Marcela Zavala Taylor continúa fugitiva, o por lo menos las autoridades no han informado sobre su paradero.

Otros problemas relacionados con Monex

Esta no es la primera vez que la institución financiera se ve envuelta en un escándalo. En marzo del 2018 Excélsior documentó que la Corporación de Sobrecargos y Aviación de México denunció que el Banco Monex había “perdido” 78 millones de pesos de un fideicomiso. Por lo que se inició una carpeta de investigación ante la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos Fiscales y Financieros de la entonces Procuraduría General de la República.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Años antes, durante las elecciones del 2012 también fueron involucrados en un fraude electoral. A los votantes se les dio tarjetas con 66,3 millones de pesos en total, por lo que los partidos políticos PAN y PRD interpucieron una denuncia, pero el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación confirmó, dos años después, que no hubo acto ilegal.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close