Lo Último

ANALISIS-Decreto de Trump que apunta a Twitter es una «bravata», según expertos legales

Por Jan Wolfe

WASHINGTON, 28 mayo (Reuters) – El intento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de frenar lo que considera es una censura de las redes sociales es una táctica política y no cambiará las obligaciones legales de compañías como Twitter Inc y Facebook Inc, dijeron expertos.

Trump dijo el jueves que instruyó al fiscal general William Barr para que trabaje con los estados para hacer cumplir las leyes contra lo que describió como prácticas comerciales engañosas de las empresas de redes sociales.

Un borrador del decreto que vio Reuters ordena a las agencias federales que aclaren el alcance de una ley conocida como Sección 230, que protege a las compañías de Internet de la responsabilidad por el contenido ilegal publicado por los usuarios y les permite eliminar los mensajes legales pero inaceptables.

Juristas dijeron que no está claro si la Comisión Federal de Comunicaciones aceptaría la opinión de Trump sobre el artículo 230 establecido en el proyecto de decreto. Incluso si lo hace, las regulaciones de la agencia no tendrán ningún efecto legal vinculante para los jueces, que son los que realmente tienen algo que decir sobre la ley.

"Es 95% teatro político, retórica sin fundamento legal y sin impacto legal," dijo Daphne Keller, una experta en leyes de Internet de la Universidad de Stanford.

Marc Randazza, un abogado especializado en la Primera Enmienda, dijo que está de acuerdo con las preocupaciones de Trump sobre la censura, pero reconoció que gran parte del decreto no conduciría a reformas reales.

"Creo que es más una declaración de liderazgo, o una declaración de misión, más que un plan para cualquier cosa que realmente vaya a suceder", dijo Randazza.

Trump, un usuario prolífico de Twitter, ha afirmado durante mucho tiempo que el servicio y otras plataformas silencian los puntos de vista conservadores.

Su proyecto de decreto se anunció un día después de que Twitter incitó por primera vez a los lectores a comprobar los hechos de un tuit enviado por el mandatario, advirtiendo que sus afirmaciones sobre las papeletas de voto por correo eran falsas y habían sido desacreditadas.

La sección 230 contiene una disposición que permite a las plataformas en línea como Twitter y Facebook retirar o restringir el acceso al material que determinen "de buena fe" que sea lascivo, excesivamente violento, acosador o de alguna otra manera censurable.

Las restricciones del contenido de Internet son generalmente lícitas porque la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que protege la libertad de expresión, sólo se aplica a los actores gubernamentales, no a las empresas privadas.

Alegando que la censura de los puntos de vista conservadores es rutinaria, el decreto establece que las plataformas en línea no deben ser protegidas cuando realizan "acciones engañosas o una revisión previa que restrinja el contenido en línea".

El decreto ordena al Departamento de Comercio que pida a la Comisión Federal de Comunicaciones que aclare la ley.

Los expertos dijeron que el análisis de la Sección 230 del decreto de Trump contradice las decisiones de los tribunales que han interpretado que la ley proporciona una amplia inmunidad.

"Gran parte del decreto es una fanfarronada", dijo Kate Klonick, profesora de derecho de Internet en la Universidad de St. John. "Básicamente, deja de lado 25 años de precedentes judiciales".

Los abogados de la FCC están al tanto de estas decisiones de la corte, dijo Klonick, y pueden tener problemas con la forma de proceder en los próximos meses. "No está claro que (la FCC) vaya a querer hacer algo por lo que obviamente sería golpeada por un mandato judicial", señaló.

Si la FCC toma medidas, es probable que provoque impugnaciones judiciales, y es poco probable que Trump se imponga, dijeron los expertos legales.

Klonick dijo que el decreto es una forma de que Trump gane puntos políticos, sin importar si tiene un impacto real.

Jack Balkin, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Yale, dijo que Trump estaba tratando de usar su poder como presidente para asustar a las compañías de redes sociales para que no lo examinen. "Es un tiro con arco", señaló.

(Reporte de Jan Wolfe en Washington; Reporte adicional de Elizabeth Culliford y Karen Freifeld Editado en español por Javier López de Lérida)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close