Lo Último

Manifestantes protestan frente a la Quinta de Olivos y la Casa Rosada pese a la prohibición de circular después de las 20

Frente a la Quinta de Olivos, en Plaza de Mayo y en la zona del Obelisco porteño, miles de personas se manifestaron durante la tarde del sábado en contra de las medidas restrictivas que impulsó el gobierno nacional esta última semana. El principal motivo de la protesta es la suspensión de la presencialidad de los alumnos en las escuelas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Por la noche se vivió un clima de tensión en Olivos. A 25 minutos de que comenzara a regir la restricción horaria para circular, la gente que se encontraba frente a la Quinta de Olivos comenzó a forcejear con la Policía Federal Argentina (PFA). Los efectivos intentaron impedir que pegaran en una de las puertas del lugar una serie de carteles.

Pasadas las 19, los presentes en el Obelisco comenzaron a desconcentrarse y dejaron la zona a pie y en sus vehículos. En la zona de Olivos, la PFA comenzó a rodear a los manifestantes cuando restaban 10 minutos para que comience el horario restrictivo.

En la Casa Rosada también se observó un enfrentamiento entre la PFA y los manifestantes. Ocurrió cuando estos comenzaron a mover las rejas y la fuerza de seguridad los apartó de la entrada mojándolos para evitar los disturbios que provocaron al intentar tirar las vallas.

La movilización más grande se distinguió en la zona del centro porteño. Con el correr de la tarde, la Plaza de la República recibió a los primeros manifestantes, y a ellos se les sumaron decenas de vehículos que bloquearon las inmediaciones de la Avenida 9 de Julio. El Metrobus, sin embargo, permaneció liberado.

Quienes se acercaron a los puntos de concentración -también se juntó un grupo de personas en la intersección de Cabildo y Juramento- expresaron su malestar ante la imposibilidad de que los estudiantes del nivel inicial, primario y secundario del AMBA puedan asistir a las escuelas hasta el 30 de abril.

Marcha anticuarentena oposición 17/04/21
Decenas de autos bloquearon los ingresos y egresos a la zona del Obelisco

“Estoy pidiendo por la educación, por los hijos de todos, no puede ser. La pandemia no afecta solo a los que están trabajando, a los niños también. Los chicos necesitan ir a la escuela, porque la educación dignifica. Por eso estoy marchando, para que abran las escuelas”, sostuvo una mujer, en diálogo con TN.

“Venimos para denunciar todas las vacunas que se robaron. Que los jueces juzguen a esta mujer de una vez por todas, porque es el mal del país. Con este modelo económico vamos a lo más bajo, a Venezuela, a los países comunistas. Queremos libertad y justicia”, dijo un hombre en diálogo con TN.

“Estoy triste. Ya lloré, no puedo hablar. En este momento vengo como mamá. La única esperanza que teníamos en este país era educarlos y ya no nos queda nada. La educación es un derecho de todos los nenes. A mis hijos no me los toca nadie”, expresó otra mujer.

Marcha anticuarentena oposición 17/04/21
"La educación presencial es esencial", se leyó en uno de los carteles

En Olivos, una adolescente consulta sobre este tema sostuvo: “No voy a poder ver a mis amigos. No es lo mismo. Se pierden un montón de cosas en la virtualidad. Los contenidos son parecidos pero tampoco es lo mismo”.

Frente a la residencia presidencial, los manifestantes cantaron el himno y golpearon tapas de ollas y cacerolas bajo el mismo reclamo. En ambos lugares, la presencia de los gastronómicos también se hizo notar. El malestar de los dueños de bares y restaurantes se centró en la restricción horaria que sufrieron con el último decreto publicado por el Poder Ejecutivo.

Tal como está previsto hasta el 30 de abril, desde anoche rige en el AMBA la prohibición de circular entre las 20 y las 6 de cada día, con excepción de los trabajadores esenciales, en tanto que los locales gastronómicos tienen el permiso para funcionar con normalidad hasta las 19 y luego pueden continuar con la modalidad “take away”.

Durante los próximos 15 días, además, también estarán cerrados los centros comerciales y shoppings, y suspendidas las actividades deportivas, recreativas, sociales, culturales y religiosas en lugares bajo techo. Las fuerzas federales, en coordinación con las autoridades de seguridad locales, se ocupan de controlar el cumplimiento.

Fotos: Franco Fafasuli

SEGUIR LEYENDO:

Alberto Fernández ponderó el “alto acatamiento” a las restricciones en el AMBA: “La inmensa mayoría de la gente percibe la dimensión del problema”

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close