Lo Último

Tiene 22 años, fue diagnosticado con autismo y obtuvo un premio por un innovador proyecto

Nicolás Neumann es el primer latinoamericano en recibir este premio de SAP.

Nicolás Neumann tiene 22 años, es argentino y fue premiado por haber desarrollado una herramienta digital que permite agilizar los procesos contables. Creó un sistema que reduce el tiempo de procesamiento de facturas complejas: lo que antes demoraba tres días ahora se puede resolver en apenas 20 minutos.

“La herramienta mapea todos los datos, los valida y una vez que están ok lo manda al sistema para que se procese y determine a qué imputar el gasto, qué tipo de gasto es, el monto, etc. Todo eso que operativa que antes era manual ahora está automatizado”, explica Neumann en diálogo con Infobae.

El trámite de procesamiento de facturas complejas en las organizaciones grandes puede llevar mucho tiempo. De ahí que esta herramienta haya sido vista con tan buenos ojos, en SAP, la compañía donde se desempeña Nicolás que decidió premiarlo por esta iniciativa. SAP es una de las compañías de software, soluciones analíticas y soluciones en la nube más grandes: el 77% de las transacciones mundiales se llevan a cabo utilizando un sistema de esta compañía, según informan ellos en su página oficial.

A raíz de este desarrollo, que hoy se está implementando internamente dentro de la compañía y que eventualmente se espera lanzar al mercado, Nicolás recibió el Hasso Plattner Founders’ Award, el principal reconocimiento de la compañía a sus colaboradores. Es el primer latinoamericano en recibir este premio. También es la primera vez que una sola persona y no un equipo obtiene este reconocimiento.

Nicolás ingresó a SAP Argentina en 2016 a través del Programa “Autismo en el Trabajo”, un programa de inclusión laboral de la Argentina para personas con condiciones del espectro autista. El programa fue desarrollado por SAP, con el apoyo de las ONGs Asociación Argentina de Padres de Autistas (APAdeA) y Specialisterne.

Según el último manual de la Academia Americana de Psiquiatría (DSM-V) publicado en 2013, se habla de trastorno del espectro autista (TEA) para hacer referencia a estas condiciones que afectan al 1% de la población mundial. La psiquiatra infantojuvenil Alexia Rattazzi, cofundadora de la Asociación Civil PANAACEA, propone cambiar la palabra “trastorno” por “condición”, para evitar la estigmatización de los individuos que se encuentran dentro de este espectro.

"Hablar de condición en vez de trastorno elimina algunas de las barreras asociadas al prejuicio y al desconocimiento en la población general. Esto opera fuerte en el mercado laboral y en las oportunidades que brindan los empleadores. Más del 80% de los adultos con condiciones del espectro autista están desempleados", explica Rattazzi.

“Es una enorme alegría recibir este premio tan importante a nivel global. Es un impulso importante para mi sueño de desarrollar una carrera profesional en el ámbito del software, además de visitar el mundo”, remarcó Nicolás cuando le entregaron esta distinción.
“Es una enorme alegría recibir este premio tan importante a nivel global. Es un impulso importante para mi sueño de desarrollar una carrera profesional en el ámbito del software, además de visitar el mundo”, remarcó Nicolás cuando le entregaron esta distinción.

Nicolás dice que pasó por varios terapeutas a lo largo de su vida, pero el diagnóstico recién llegó en 2016, dos años después de que dejara de asistir al secundario. “Dejé de cursar en 2014 porque no me sentía bien, me empecé aislar y me deprimí”, cuenta en diálogo con Infobae. Dice que se estresaba cuando estaba en lugares con mucha gente y evitaba los eventos sociales.

Cuenta que en 2016 recibió la asistencia de nuevos terapeutas que lo diagnosticaron y lo ayudaron a encontrar mecanismos para afrontar sus dificultades. Se enteró, por medio de ellos, del programa que tenía SAP y decidió presentarse ese mismo año.

“Cuando llegó el momento de la preselección, en octubre, empecé a trabajar con mis terapeutas y vimos técnicas sobre cómo relacionarme en el ambiente laboral, donde iba a tener que vincularme con gente nueva”, subraya.

Luego de ingresar a la compañía, decidió terminar el secundario. Y hoy en día sigue capacitándose por su cuenta. Dice que no sabe si irá a estudiar a la universidad pero lo que tiene claro es que continuará haciendo cursos y aprendiendo sobre computación y programación, dos de sus pasiones, además de la física aplicada.

Sobre la herramienta

Mientras desempeñaba su labor como analista en la contabilidad de acreedores, Nicolás descubrió una manera de automatizar el procesamiento de facturas complejas para agilizar y simplificar el trabajo manual.

Gracias a su habilidad para abordar rápidamente temas difíciles, se dedicó a programar la solución de forma autodidacta, en su tiempo libre y por las noches. Su equipo y sus mentores, al ver el potencial de la idea, le concedieron un día a la semana para que se dedicara de forma exclusiva al proyecto. Hoy invierte la mitad de su trabajo diario en mejorar la herramienta, para lo cual trabaja con expertos en machine learning.

“Empecé a desarrollar la idea en mayo de 2019 y tardé dos meses para hacer la herramienta, luego empezamos con el testeo, en julio. Ahora estamos en proceso de implementarlo en todo centro de finanzas de SAP”.

La herramienta estructura las facturas de forma automática y las transfiere directamente al ERP. De este modo, se reduce el tiempo de procesamiento de dos o tres días a sólo veinte minutos. También ofrece la visualización en tiempo real de datos precisos, lo que reduce los errores derivados del registro manual de datos. Se puede implementar fácilmente en la contabilidad financiera de SAP sin grandes inversiones: solo las horas de formación de los empleados.

“Estoy muy impresionado por la habilidad de Nicolás para identificar un problema y tomar acción. Su herramienta no sólo se aplicará internamente, nuestros clientes también verán sus beneficios en el futuro. Es un ejemplo perfecto de innovación”, dijo Christian Klein, Co CEO de SAP.

Su trabajo quedó seleccionado entre ocho finalistas de todo el mundo.“Es una enorme alegría recibir este premio tan importante a nivel global. Es un impulso importante para mi sueño de desarrollar una carrera profesional en el ámbito del software, además de visitar el mundo”, remarcó Nicolás cuando le entregaron esta distinción.

Autismos: criterios de diagnóstico y diferentes terminologías para hablar de esta condición

Uno de cada 160 niños es diagnosticado dentro del espectro autista, según la OMS. Según explica este organismo esto hace alusión a un grupo de afecciones caracterizadas por dificultades en la interacción social y la comunicación, y un patrón restringido y repetitivo de conductas, actividades y/o intereses.

La Dra. Rattazzi explica, en un video publicado en el canal oficial de YouTube de PANAACEA (www.youtube.com/panaacea) y que se reproduce a continuación, que en la actualidad el diagnóstico de autismo se hace a nivel clínico, por medio de evaluaciones y observaciones del especialista, además de la entrevista a los padres o cuidadores a cargo del niño, adolescente o persona adulta que se esté evaluando. No existen hoy en día biomarcadores, que se puedan obtener por análisis de sangre, resonancias u otro tipo de análisis de ese tipo que permitan llegar a este diagnóstico.

(Infobae)

“La última edición del manual de la Academia Americana de Psiquiatría, el DSM-V, indica que se requieren de cuatro criterios diagnósticos principales para diagnosticar el Trastorno del Espectro Autista (TEA): A) déficit persistente en la comunicación social e interacción social en diversos contextos, B) patrones restringidos y repetitivos de conductas, intereses o actividades, C) los síntomas deben estar presentes desde la niñez, D) los síntomas limitan e interfieren en el funcionamiento diario. Estos cuatro criterios tienen que darse para que alguien reciba el diagnóstico de TEA. Los criterios A y B se subdividen en sub criterios específicos. En el A) son 3 subcriterios y tiene que darse los tres, en el B) son cuatro subcriterios y dos de ellos deben estar cumplidos para hacer un diagnóstico de TEA.

En el criterio A) los tres subcriterios que existen son: 1) dificultad en la reciprocidad socio emocional (todo lo que hace a la conversación con otros, atención conjunta), 2) déficit o desafíos en la comunicación no verbal (acá entra todo lo que es contacto visual, lenguaje corporal, los gestos, las expresiones faciales), 3) dificultades en el desarrollo y mantenimiento de relaciones sociales (juego imaginativo y mantenimiento de las amistades)."

Luego detalla que en el caso de los más chiquitos (menores de 3 años) puede darse este criterio a con sólo dos de estos ítems (en el resto se tiene que dar los 3). Y continúa:

“En relación al criterio B, los 4 subcriterios son 1) lenguaje, movimiento o uso de objetos de manera estereotipada o repetitiva, 2) adherencia excesiva a los rituales, rutinas o excesivo rechazo al cambio, 3) El interés fijo o altamente restrictivo anormal en intensidad o foco, 4) Hipo o hiper reactividad al input sensorial o interés inusual en aspectos sensoriales. Tienen que estar al menos dos de estos cuatro subcriterios del criterio B presentes para el diagnóstico de TEA para el DSM-V”.

Consultada por el uso del término síndrome de Asperger para describir a quienes están dentro del espectro o condición pero son altamente funcionales, Rattazzi explicó que en la anterior versión del manual de psiquiatría mencionado anteriormente, el DSM-IV- TR, había cinco categorías diagnósticas dentro del paraguas de los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) que eran: Trastorno Autista, Trastorno Desintegrativo Infantil, Síndrome de Rett, Síndrome de Asperger y Trastorno Generalizado del Desarrollo no Especificado.

Cuando en 2013 se publica la quinta edición del manual, el DSM V, se deja de hablar de TGD y se comienza a hablar de Trastorno del Espectro Autista (TEA) y se elimina el enfoque categorial. “A partir del DSM-V se habla solo de TEA y lo que hay que definir es el nivel de lenguaje, el nivel cognitivo y el nivel de apoyo que necesita cada persona. De la anterior clasificación, lo que era Trastorno Autista, Trastorno de Asperger y Trastorno Generalizado del Desarrollo no Especificado se subsumen, en el DSM V, a Trastorno del Espectro Autista”, subraya.

De ahí que lo que antes se describía como síndrome de Asperger, hoy sería una persona con Trastorno del Espectro Autista, con probable nivel cognitivo promedio o superior a la media, con lenguaje fluido y con variable grado de necesidad de apoyos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Participación activa e intervención temprana: las metas del Día Mundial de la Toma de Conciencia sobre el Autismo

El MIT y el ITBA premiaron los proyectos emprendedores más innovadores de América Latina

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close