Lo Último

Casi 17 millones de estadounidenses pidieron ayuda por desempleo en las últimas tres semanas

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 9 abr (Reuters) – La asombrosa cifra de 16,8 millones de estadounidenses solicitó beneficios por desempleo en las últimas tres semanas, y los nuevos pedidos de ayuda superaron los 6 millones por segunda semana consecutiva, debido al castigo que el nuevo brote de coronavirus está infligiendo a la economía.

El informe semanal de solicitudes de desempleo del Departamento de Trabajo del jueves, los datos más actualizados sobre la salud de la economía, respaldó las predicciones de economistas de que las pérdidas de empleo llegarían hasta 20 millones en abril y que la economía está en una profunda recesión.

Los datos también destacaron la urgente necesidad de más estímulo fiscal para detener la caída libre, dijeron los economistas.

"Solo en su primer mes, la crisis del coronavirus está a punto de superar cualquier comparación con la Gran Recesión", dijo Daniel Zhao, economista senior de Glassdoor, una firma de reclutamiento.

"La nueva realidad para los pedidos de seguro de desempleo será la del canario en la mina de carbón: por cuánto tiempo los millones de estadounidenses recién desempleados sentirán los efectos de la crisis".

El récord de pedido de ayuda por desempleo es el resultado de cierres de negocios como restaurantes, bares y otros lugares con atención de público, luego de que gobiernos estatales y locales implementaron medidas estrictas para controlar la propagación de COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus.

Las primeras solicitudes de beneficios estatales por desempleo se redujeron en 261.000 a 6,606 millones, ajustadas por estacionalidad, en la semana que terminó el 4 de abril, dijo el gobierno.

Los datos de la semana previa se revisaron para mostrar 219.000 solicitudes recibidas más de lo que se informó anteriormente, llevando el recuento para ese período a 6,867 millones.

En total, un récord de 16,78 millones de personas desempleadas han pedido ayuda gubernamental desde la semana que terminó el 21 de marzo.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que los pedidos de ayuda caerían a 5,250 millones en la última semana, pero hubo estimaciones en la encuesta de hasta 9,295 millones.

"El informe de hoy continúa reflejando el sacrificio voluntario que hacen los trabajadores de Estados Unidos y sus familias para frenar la propagación del coronavirus", dijo el secretario de Trabajo, Eugene Scalia, en un comunicado.

La moderación de los pedidos de ayuda durante la semana pasada es probablemente temporal, ya que ahora a más del 95% de los estadounidenses se les ha pedido quedarse en casa. Los informes se están acumulando en las oficinas estatales de empleo, abrumadas por una avalancha de solicitudes.

El deterioro del mercado laboral llevó a que la confianza del consumidor cayera 18,1 puntos a principios de abril a 71, la medición más baja desde diciembre de 2011, mostró otro reporte.

La Reserva Federal lanzó el jueves un amplio esfuerzo de 2,3 billones de dólares para fortalecer a los gobiernos locales y las pequeñas y medianas empresas, su más reciente medida para proteger a la economía.

(Reporte de Lucia Mutikani; Editado en español por Janisse Huambachano y Javier López de Lérida)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close