Lo Último

Así quedó la embajada argentina en el Líbano tras la explosión

(Infobae)

La fuerte explosión que sacudió la capital del Líbano este martes también causó grandes destrozos en la embajada argentina. No se reportaron heridos entre el personal diplomático.

El edificio, que es alquilado por el Estado argentino, está ubicado en la zona de Achrafieh, cerca del epicentro del siniestro.

En las imágenes tomadas tras la explosión se puede observar cómo grandes pedazos de mampostería se desprendieron de las paredes, al tiempo que también se cayó parte del techo. Varios muebles y puertas de madera también quedaron destrozados.

La detonación, que comenzó por un incendio en un almacén del puerto donde había explosivos incautados, se sintió en toda la ciudad y produjo una inmensa columna de humo negro visible a varios kilómetros de distancia.

Hasta el momento, el gobierno local reportó al menos 50 muertos y 2.750 heridos. Sin embargo, todavía no confirmó la causa definitiva del incidente. Ante la inesperada tragedia, ya fue decretado un día de luto para mañana.

“Debemos esperar a las investigaciones para saber cuál fue la causa de la explosión, pero la información preliminar indica que materiales altamente explosivos fueron confiscados hace años y hoy explotaron”, aseguró el ministro del Interior, Mohammed Fahmi, y agregó que la dirección de Aduanas “tendrá que explicar por qué”.

En videos difundidos en redes sociales se pudo ver una nube de humo que se alza sobre el cielo y luego una fuerte explosión que se sintió a varias manzanas a la redonda. Varias imágenes mostraron cómo bomberos intentaban apagar el fuego y detener los destrozos materiales.

(Infobae)

Según reportaron los medios locales, los hogares que se encontraban a una distancia de hasta 10 kilómetros de distancia resultaron dañados, con balcones derrumbados y vidrios destruidos.

Noticia en desarrollo

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close