Lo Último

Insultan al expresidente paraguayo Cartes antes de la boda de su hija

Un manifestante grita consignas hoy con un megáfono durante una protesta contra el expresidente paraguayo Horacio Cartes, frente a la Catedral Metropolitana de Asunción (Paraguay). EFE/Nathalia Aguilar (Nathalia Aguilar/)

Asunción, 15 ago (EFE).- El expresidente Horacio Cartes (2013-2018) fue increpado este sábado con gritos de corrupto por un grupo de personas a la entrada de la Catedral de Asunción cuando llegó acompañado de su hija, quien contrajo matrimonio en ese templo bajo las prevenciones sanitarias por la COVID-19.
La protesta, protagonizada por una decena de personas, algunas con megáfonos y sirenas, se agudizó en el momento de la llegada del exmandatario y de Sol Cartes en un lujoso vehículo a la explanada de la Catedral, donde estaba apostada una escasa guarnición de miembros de la Policía Nacional.
Cartes, del conservador Partido Colorado y una de las fortunas empresariales de Paraguay, fue vituperado con acusaciones de corrupción y enriquecimiento ilícito durante su mandato.
Algunos de los integrantes de esa acción también hicieron referencia a la denuncia de la Fiscalía de Brasil presentada meses atrás contra Cartes por presuntamente integrar una organización delictiva comandada por su amigo personal Dario Messer, cambista que fue detenido en ese país en el marco de la Lava Jato.
Dos de los integrantes de esa acción siguieron a la pareja hasta la entrada del templo, si bien no pudieron acceder a la puerta al cerrarse la antesala con una reja que fue custodiada por agentes de seguridad privada hasta finalizada la ceremonia.
Tanto Cartes como su hija y su yerno y el resto de asistentes salieron por una puerta lateral de la Catedral al concluir la boda y con ello burlaron a los escrachadores.
BODA EN MODO COVID
En la protesta, en la que en ningún momento intervino la Policía, también arreciaron críticas ante el hecho de que la boda se celebró en medio de las restricciones sanitarias, si bien a la misma asistieron unas 25 personas, el máximo fijado para esas ceremonias durante la actual fase de la cuarentena.
Otras de las denuncias emitidas durante la protesta, y también en las redes sociales la víspera, aludió a la rapidez con la que los invitados a la boda y a la posterior fiesta realizaron la prueba del COVID-19, en un laboratorio privado.
Ese particular fue comentado como una muestra de la desigualdad del país debido a que el sistema de salud pública no da abasto con la demanda de pruebas, cuyos resultados pueden tardar hasta dos semanas.
Desde el círculo de Cartes, dueño de un impero mediático y tabaquero, confirmaron que el exmandatario corrió con los gastos de esas pruebas y que su superación era condición indispensable para acudir a la boda.
Ello incluía al centenar de personas invitadas al ágape que se celebró luego del enlace, y que estaba previsto iban a ser repartidas por turnos para evitar las aglomeraciones.
La boda se celebró el día en que Asunción celebró el 483 aniversario de su fundación por el español Juan de Salazar.
El evento, que cada año reúne en el microcentro a miles de personas, quedó desdibujado este año por la cuarentena vigente en Paraguay, país que acumula un centenar de muertes por el coronavirus.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close